The Zone - The 70s

10| stalker in the zone | a river in the north
buy The Zonebuy This Chapter

Donde, otra vez de un modo bastante inverosímil, Francisco Ortega nos envía dibujos de otra Zona, de un río del norte. Estos resultan ser inquietantemente semejantes a la fotografía de la Zona de Stalker, concluyendo e iniciando un camino un tanto tortuoso hacia Tarkovski, el Hard Rock y, en definitiva, los 70.

1-marzo-2020
 
Llevamos ya demasiado tiempo encerrados, nos comunicamos por FaceTime y Whatsapp con mis padres y algunos amigos, todo el mundo está estupefacto, la verdad, nosotros también. Mi padre ha mandado unos óleos realizados en un pueblo en el norte, el mismo en el que veraneaba con mis primos en los 70. De repente no puedo evitar conectar los óleos de Paco, mi padre, con las fotografías de La Zona de Stalker, ni puedo dejar de pensar en los heavies de mi pueblo, el cartero heavy, el ganadero heavy, el alcalde heavy. Efectivamente todo va cobrando sentido, la zona ya no es sólo una figura metafórica, es un territorio concreto, un valle perdido en el norte.
Lo cierto es que también tiene un toque misterioso, un poco estilo Stephen King. 
En los 70 cuando el pueblo estaba en ruinas, una corporación compró la mitad del término municipal para instalar una fábrica de explosivos, de ahí salieron las minas antipersona que separan grandes zonas de África, las granadas que lanzaban los chetniks fascistas de Croacia, también los explosivos que mataron a un centenar de personas en Madrid en el 2004. 
La empresa, obviamente, valló La Zona, no se podía entrar. Estructuraron dos áreas de defensa, una, que empezaba prácticamente en el mismo pueblo y que apenas estaba vigilada, y otra, mucho más seria, rodeaba con guardias armados el núcleo central de las instalaciones de La Fábrica. 
Mi padre, no obstante, se aventuraba al interior de La Zona en busca de, imagino, sus recuerdos, del espacio que evoca el pasado. Así con un caballete y unos óleos hizo de Stalker, penetró en la zona y pintó estos cuadros fantásticos. Nosotros también lo hacíamos, en busca de setas, de moras, de manzanas o, simplemente, de escondites. Nos incrustábamos en  La Zona, nos atraía como un imán la misteriosa presencia de La Fábrica, el sonido atronador de los explosivos que probaban tirándolos desde un gran tobogán que habían construido en lo más profundo del valle donde nace el río que rodea el pueblo.
 

the 70s - The Zone
the book

risograph + letterpress

go to the chapter

The 70s - The Zone
0| intro to the zone

risograph + letterpress

go to the chapter

The 70s - The Zone
1| transit to the zone | stalker | trellick tower/span>

risograph + letterpress

go to the chapter

The 70s - The Zone
2| hacking the zone | bones ‘n’ ribs

risograph + letterpress

go to the chapter

The 70s - The Zone
3| connections in the zone | cannes film festival

risograph + letterpress

go to the chapter

The 70s - The Zone
4| borders in the zone | independent republic of frestonia

risograph + letterpress

go to the chapter

The 70s - The Zone
5| turbulences in the zone | 1975 - 1978

risograph + letterpress

go to the chapter

The 70s - The Zone
6| center of the zone | the electric cinema - london

risograph + letterpress

go to the chapter

The 70s - The Zone

7| magik in the zone | sympathy for the devil

risograph + letterpress

go to the chapter

The 70s - The Zone

8| revolution in the zone | international times | the roundhousel

risograph + letterpress

go to the chapter

The 70s - The Zone
9| the zone | a sequence in the mirror | a song in a concert

risograph + letterpress

go to the chapter

The 70s - The Zone
10| stalker in the zone | a river in the north

risograph + letterpress

go to the chapter